fbpx
SíGUENOS EN:

Es evidente que hablar dos idiomas tiene bastantes ventajas a nivel personal, académico y profesional, ya que te abre la puerta a muchas posibilidades en un mundo cada vez más globalizado. 

Por otro lado, según varios estudios de científicos y lingüistas, ser bilingüe, aumenta las capacidades de atención, la creatividad, retrasa el Alzheimer y hasta determina la forma de pensar y resolver problemas; lo que de alguna manera te hace ser más inteligente.

Ser  bilingüe mejora las habilidades cognitivas ya que el aprender una segunda lengua da paso a nuevas destrezas cerebrales y dimensiones de pensamiento que aumentan las capacidades de atención, creatividad y hasta protegen la salud de este órgano, como el  Alzheimer.

Algunas pruebas colectivas obtenidas en diferentes estudios psicopedagógicos sugieren que ser bilingüe mejora en el cerebro la llamada “función ejecutiva” – un sistema de mando que dirige los procesos de atención que utilizamos para la planificación, la solución de problemas y la realización de otras tareas mentalmente exigentes. 

Estos procesos incluyen ignorar las distracciones para mantener la concentración, el cambio voluntario de la atención de una cosa a otra y archivar información en la mente – como recordar una secuencia de instrucciones mientras se conduce.

También te puede interesar el inglés es el idioma del mundo.

¿Cuál es la diferencia entre bilingües y monolingües?

Los bilingües poseen una mayor capacidad para controlar el entorno, ya que tienen que cambiar de idioma a menudo. Por ejemplo,  cuando alguien tiene padres de países diferentes que hablan dos lenguas, es posible que hable con su padre en una lengua ya su madre en otro idioma.

“Esto requiere hacer un seguimiento constante de los cambios que ocurren a su alrededor de la misma manera que controlamos nuestro entorno mientras estamos conduciendo”, dice Albert Costa, investigador de la Universidad Pompeu Fabra de España.

 ¿Por qué ser bilingüe  mejora las habilidades cognitivas

Al parecer, los cerebros de los bilingües hacen multitarea todo el tiempo. Incluso cuando están hablando en un solo idioma, están constantemente convocando el vocabulario de ambos y eligiendo qué utilizar y qué es irrelevante. Esa práctica constante ayuda a mantener los cerebros ágiles y permite a los bilingües hacer juegos malabares con más facilidad de tal manera que: 

1.Tu cerebro puede estar más activo: 

Cuando piensas y hablas en un idioma distinto, los sistemas de lenguaje se vuelven ágiles y te enfocas más; incluso en actividades diferentes la generación de contenido oral o escrito. Además, está demostrado que cuando los bilingües quieren decir algo y se “interpone” la misma palabra, pero en otro idioma, se produce una interferencia que beneficia a nuestro cerebro. 

Esta lucha que intenta resolver el conflicto interno, le da a tu mente el ejercicio que necesita para tonificar tus músculos cognitivos.

2. Eres más creativo: 

Ser bilingüe altera positivamente la estructura del cerebro, mejorando su plasticidad e incluso la materia gris es más densa en la parte inferior de la corteza parietal en quienes hablan una segunda lengua y más aún si lo hacen desde niños. Ahora bien, un nuevo idioma multiplica las opciones de referirse a una misma cosa y entenderla de diferentes formas aumenta también el pensamiento creativo y el coeficiente intelectual.

3. Serás un “ciudadano del mundo”:

Tu visión se amplía y cambia tu forma de percibir, analizar y vivir tu entorno es multicultural cuando eres bilingüe. Al ilustrar un nuevo idioma todos tus sentidos se nutren de nuevas experiencias.

4. Disfrutas más de tus viajes

Cuando eres bilingüe y viajas fuera de tu país eres básicamente libre, ya que puedes comunicarte con extranjeros, pedir ayuda, moverte por ciudades desconocidas, preguntar y repreguntar, conocer gente nueva, entender la historia y curiosidades de tu nuevo destino. ¡Incluso puedes preguntarle al dueño del local cuál es la receta del rico postre que acabas de probar! Eres libre de hablar con el taxista que te lleva a tu hotel,de sentarte en el banco de un parque a escuchar las historias de tu compañero de asiento.

Para concluir, el ser bilingüe no es solo útil  estudiar y viajar, sino que también mejora las habilidades cognitivas, ya que mejora la capacidad de atención, la creatividad, retrasa el Alzheimer y hasta determina la forma de pensar y resolver problemas.

Es por ello que en el Centro de Idiomas ULA tiene para ti los mejores cursos para que cumplas tu meta de ser bilingüe en poco tiempo. Aprende inglés con nuestra metodología, material y horarios flexibles.